Banner CS 160x600 2.png

La economía de la dona y su propuesta de prosperidad


Redacción MidPoint |15 de julio 2022


¿Alguna vez te imaginaste que el sistema económico actual podría cambiar de forma radical? A través del modelo económico de la dona, economistas están planteando unos cambios que ayudarían a asegurar el bienestar para todos.


El sistema que domina el mundo actualmente es el capitalismo, pero hoy por hoy han aparecido algunas propuestas para que esto deje de ser así. ¿Cuál es la principal motivación para sugerir nuevas teorías? Buscar prolongar la vida del planeta y que haya una mejor distribución económica entre la población del mundo. Bajo esas premisas nace la “economía de la dona”.


Esta propuesta fue ideada por la economista inglesa Kate Raworth, quien propone un cambio en el sistema económico de hoy, ya que considera que la única forma en que el mundo puede lograr un cambio que beneficie al planeta y también a la sociedad. Pero ¿de qué se trata la “economía de la dona”?


De acuerdo con sus postulaciones, en primer lugar, se dibuja un círculo grande que simboliza el techo ecológico, y dentro de él un círculo más pequeño, que simboliza la base social. Ambos círculos dan lugar a la forma del conocido dulce. La idea es que el espacio que hay entre ambos círculos, es decir, dentro del techo ecológico y de la base social, es el espacio donde las actividades no dañan el planeta y a la vez hacen garantizar el bienestar de la población en general.


El anillo o círculo mayor es llamado techo ecológico porque muestra el límite en el que las actividades económicas se vuelven dañinas para el planeta. Por encima de ese límite, se estará explotando demasiados recursos, aportando a la pérdida de la biodiversidad, contribuyendo a la acidificación de los océanos y, en general, sobrepasando los límites de la Tierra.


El anillo o círculo menor es llamado base social porque también muestra el límite fuera del cual las personas no tienen garantizadas las necesidades básicas. Es decir, por debajo de la base social, las personas pasan hambre, no tienen educación, no tienen acceso a agua, entre otros.


El área entre ambos anillos representa el espacio que es seguro para la humanidad y para el planeta, es decir, el espacio donde se puede prosperar económicamente sin amenazar la Tierra y sin degradar ni ser socialmente injusto.


¿Cómo se aplica esto en la vida diaria?

La teoría fue presentada por Raworth en 2012 a la ONU y luego fue convertida en un libro que ha cautivado a millones alrededor del mundo. Por supuesto, los postulados son interesantes e innovadores, pero era necesario sacarlos de las páginas del libro y desarrollar formas prácticas en que pudiera llevarse a la realidad. Es así que nacieron espacios llamados Doughnut Economics Action Lab.


La idea de estos espacios o laboratorios es que sirvan como centros de recursos donde todo aquel que desea empezar a aplicar la economía de la dona encuentre el material necesario. Así, se brindan herramientas y se equipa a los diferentes colectivos, ya sea que se trate de implementarlo en un barrio, una ciudad o una aldea.


De acuerdo con Carlota Sanz, cofundadora del laboratorio, una de las principales razones por las que nace la teoría de la dona es para contrarrestar la economía degenerativa en la que nos encontramos. Es decir, una economía en donde las cosas se usan y luego se desechan. Lo que se intenta es reemplazar esto por prácticas circulares, donde los objetos puedan tener un segundo uso y así prolongar su vida y reducir los desechos. Esa es una de las cosas que se intenta fomentar cuando se aplica la economía de la dona.


¿Te parece interesante? ¿Estarías dispuesto a apoyar este tipo de política económica en tu ciudad?



Te puede interesar también:


Un hacker robó US$600MLL en criptomonedas


¿Por qué el valor del dólar ha subido en todo el mundo?




Redacción MidPoint

Entradas Destacadas
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
Banner CS 160x600.png