Banner CS 160x600 2.png

¿El trabajo híbrido sigue siendo la mejor alternativa?



Redacción MidPoint | 11 de octubre 2022


Uno de los grandes cambios que trajo la pandemia fue la aparición del trabajo remoto o ‘home office’, en inglés. Si bien unas cuantas empresas ya lo estaban aplicando, durante la pandemia se hizo necesario que esta fuera la dinámica de trabajo que usará la mayoría.


Dos años después, muchas empresas decidieron continuar usándolo al 100% y otras implementaron una dinámica híbrida, donde algunos días se va a la oficina y otros se trabaja desde casa.


Aunque muchas personas resaltaron las bondades del trabajo híbrido, hay otras que no se encuentran tan contentas con la situación. A continuación, algunos puntos a favor y otros en contra de mantener este “doble” estilo de trabajo.


El trabajo híbrido te da lo mejor de ambos mundos


Para muchos, esta es la mejor combinación cuando se trata de mantener una dinámica de trabajo. Si vas a la oficina unos días a la semana, puedes mantener reuniones presenciales y aún relacionarte con tus colegas, cumpliendo rápidamente con tareas que son más fáciles de realizar cara a cara.


Por otro lado, los días que estás en casa te permiten ahorrar el tiempo de traslado, que dependiendo del país y la ciudad en la que uno se encuentre, puede significar hasta tres horas diarias. Además, permite también ahorrar tiempo en las mañanas, lo que ha ayudado a que muchos adopten una rutina al despertar más tranquila y con menos adrenalina.


También significa mantener dos lugares de trabajo


Sin embargo, para otras personas no todo ha sido color de rosa. Estos trabajadores también mencionan que al llevar un estilo híbrido deben mantener dos lugares de trabajo, uno en la casa y otro en la oficina, cargar siempre con su computadora portátil, y asegurarse de tener los objetos que necesitarán consigo al día siguiente, ya sean cuadernos con información importante u otros instrumentos de trabajo.


Quienes encuentran que el trabajo híbrido no es del todo conveniente también mencionan el sentimiento de nunca estar completamente instalado en algún lugar, pues al día siguiente tendrás que trabajar en otro sitio.


¿La opinión depende del rubro?


Hay quienes podrían leer las desventajas y problemas comentados por otros y decir que eso no los representa. En realidad, el cómo perciban la dinámica de trabajo también dependerá de la industria a la que se dediquen. Muchas startups SaaS aplican la cultura remota y están acostumbrados a tener toda la información en la nube, haciendo fácil que se pueda trabajar un día desde casa y otro desde la oficina.


Sin embargo, en otros rubros como fabricación de equipos e incluso consultoría, pasar la jornada en la oficina parece ser necesario al menos un 60% del tiempo, ya que se requiere utilizar ciertos instrumentos o simplemente, mantener ciertas prácticas presenciales incluidas en la cultura de la empresa.


El entusiasmo ha caído rápidamente

Lo cierto es que, mientras que durante la pandemia y cuando esta llegaba a su fin, el entusiasmo por el trabajo híbrido estaba por las nubes, muchas organizaciones han reportado que los trabajadores ya no presentan tanta emoción.


Mientras que para los jefes esta dinámica representa la opción de mantener control y al mismo tiempo otorgar mayor flexibilidad a sus equipos, hay muchos que hoy preferirían llevar una jornada 100% remota, pues consideran que el trabajo híbrido sigue siendo emocionalmente agotador. Lo que es peor, en algunos casos trabajadores han reportado que el trabajo híbrido es incluso más agotador que una jornada 100% presencial.


Lo cierto es que muchas empresas que estaban considerando aplicar este modelo se encuentran ahora en dudas, buscando entender cómo poder mantener a sus trabajadores satisfechos sin comprometer su desempeño diario.


Te puede interesar también:


El banco estadounidense que atiende solo en español


Los ingresos recurrentes y la independencia financiera






Redacción MidPoint

Entradas Destacadas
Entradas Recientes