Banner CS 160x600 2.png

¿Cuándo tener cero deudas es malo para un país?


Redacción MidPoint | 30 de mayo 2022


¿Tener deudas siempre es malo? Cuando se trata de hablar del manejo del dinero, siempre se menciona que endeudarse no es algo positivo ya que puede llevar a pérdidas o a perder el control de las finanzas personales. Esto se aplica cuando hablamos de ciudadanos de a pie; pero, ¿qué sucede al hablar de un país? En este caso, tener deudas es visto por los expertos como una estrategia de crecimiento.


Pedir prestado no es algo exclusivo de las personas naturales o de las empresas. Se trata de una estrategia muy común usada por los gobiernos de turno. ¿A quiénes piden prestado? A otros países. El dinero se otorga con una cierta tasa de interés y se pacta cierto plazo. Existen diferentes formas de obtener financiamiento y una muy popular es a través de la emisión de bonos. Estos colocan en el mercado internacional y se ofrecen a una tasa “preferencial” al inversor.


¿Cuál es el fin de obtener financiamiento? Básicamente, poder realizar mayores inversiones, obras públicas, mejorar la educación, empujar el crecimiento económico o cualquier proyecto que implique un gran desembolso de dinero. Es por eso que, si los países no adquieren ninguna deuda con otros, estarían limitando las oportunidades de crecimiento de la nación.


Sin embargo, una deuda muy alta tampoco es positivo


Al evaluar la situación de los países es necesario tomar en cuenta diferentes factores. Al igual que sucede con las personas, no es positivo endeudarse por más de lo que se puede pagar o por periodos muy extensos. Otro punto a considerar tiene que ver con las condiciones de financiamiento que se hayan conseguido. Por ejemplo, si la tasa de interés es muy alta, esto implica un mayor gasto para el gobierno. En estos casos muchos optan por incrementar los impuestos y el costo de los servicios para poder generar el efectivo suficiente para cumplir con la deuda.


El historial financiero del país también es un buen indicador al momento de tomar en cuenta si le conviene endeudarse más o no. Si la economía no ha ido muy bien, los niveles de crecimiento han sido bajos, ha sufrido de inestabilidad y ya ha pedido muchos préstamos, probablemente otros países no mirarán muy bien que continúe endeudándose. En ese caso, lo mejor sería optar por reducir la deuda.


¿Cuánta deuda debe adquirir el país antes de que sea visto con malos ojos? Esa pregunta también recibirá una respuesta personalizada para cada nación, ya que todos los otros factores mencionados también se toman en cuenta. Un ejemplo de alta deuda, pero gran confianza está en Japón y Estados Unidos. Ambos países tienen un nivel bastante elevado de deuda pública, pero aun así son vistos como dos economías bastante fuertes a nivel mundial. Por otro lado, Argentina tiene un nivel de deuda menor al de Estados Unidos, pero su nivel de riesgo es mucho mayor, ya que los inversionistas no confían en el país debido a su historial de crisis.


Lo que sí es seguro es que los diferentes gobiernos de un país prueban diferentes estrategias. Por ejemplo, Estados Unidos decidió optar por la “deuda cero” y cancelar todos sus créditos en 1835. Han pasado casi 200 años y ningún presidente ha vuelto a plantear esa alternativa como algo que le convenga al país. Y es que comparando los pros y los contras de esta estrategia, la mayoría de países está de acuerdo en que la adquisición de deuda pública sí resulta en una ayuda para empujar el crecimiento económico.



Te puede interesar:


¿Qué son los neo bancos?


¿Quiénes ganan con la variación del dólar?




Redacción MidPoint

Entradas Destacadas
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
Banner CS 160x600.png