top of page
Banner CS 160x600 2.png

Las memecoins: cuando una parodia se convierte en una estafa



Redacción MidPoint | 22 de mayo 2023



Dentro del mundo cripto también existe la parodia, pero incluso esta funciona de forma diferente que en el mundo real… y hasta produce dinero.


Las memecoins son también criptomonedas, con la diferencia de que son creadas a base de un meme y sin ningún respaldo técnico. Es decir, buscan generar humor y parodiar a las reales criptomonedas. La primera y más famosa se llamó Dodgecoin, creada allá por el 2013.


Lo curioso fue que, pese a que fue ideada como una parodia, la gente realmente empezó a pagar dinero por ella y adquirir esa cripto. Esto se debió, en cierta manera, a que algunas personalidades como Elon Musk, en su momento hablaron de ella, ocasionando que las personas prestaran más atención.


Después de Dodgecoin nació Shiba, otra parodia en forma de memecoin que también empezó a ganar la atención de los fanáticos y que comenzó a ser comercializada. Y así, con el paso de los años han nacido muchas más. Hoy en día, una de las más populares es Pepe The Frog, que está siendo adquirida por muchos.


Sin embargo, quienes compran estas memecoins deben estar muy al tanto de que es prácticamente como tirar el dinero por el agua, ya que estas son incluso más inestables que el mismo bitcoin.


¿Las memecoins han sido usadas para estafar?


Pese a que fueron creadas como una parodia, hay personas que se han aprovechado de la popularidad de las memecoins para generar ingresos. Estos usuarios se dedican a crear una gran cantidad de memecoins esperando que alguna de ellas sea lo suficientemente graciosa como para volverse popular y que más gente la compre.


Pero eso no es todo. También se dedican a usar diferentes tácticas, como campañas en redes sociales y más, para que la gente empiece a invertir en alguna de sus memecoins. Una vez que se consiguen los fondos, todo el dinero es transferido a las cuentas de los creadores.


En un reciente caso que demostró cómo las memecoins pueden convertirse en una estafa, el usuario en cuestión habría producido 114 memecoins en 45 días. Se detectó que todas provenían de una misma dirección y que los fondos conseguidos se transferían a la misma cuenta.


Sin embargo, como el mundo cripto es muy limitado para guardar registros o para dar a conocer identidades, es difícil determinar si esas fueron todas las memecoins que este usuario creó. Lo que se ha podido observar es que cada transacción en donde se enviaron fondos a un depósito fue de alrededor de 2 ETH, equivalente a 2 mil euros, lo que podría indicar que el total ganado podría cer de 500 mil euros.


En conclusión, pese a que algunas memecoins son tan populares que incluso entran a la lista de las 100 criptomonedas con más valor, eso no las hace menos peligrosas ni volátiles. Por lo que los usuarios deben pensar dos (o hasta tres) veces antes de decidir invertir en ese tipo de criptomonedas.



Te puede interesar también:






Redacción MidPoint

Commentaires


Entradas Destacadas
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
Banner CS 160x600.png
bottom of page