Banner CS 160x600 2.png

¿En qué año se crearon más dólares en la historia?


¿Sabías que en 2020 Estados Unidos produjo más dólares que nunca? La razón indudable se debe a la pandemia del Covid-19. Dicha emisión de dinero ha generado todo tipo de impactos en las distintas economías del planeta.


Normalmente, la producción de dólares se caracteriza por ser un proceso lento, constante y que responde al movimiento del mercado y a las necesidades de cada país, lo cual significa que las variaciones son muy similares año tras año. Sin embargo, durante el 2019 Estados Unidos tuvo una cantidad de dólares circulante que ascendió a 15.300 millones. Un año después, la cantidad ascendió a 19.100 millones de dólares. Un incremento que estuvo muy lejos de ser el que se ha observado en los años anteriores.


Este notorio aumento en la producción de dólares fue una de las medidas tomadas dentro del gobierno del presidente Trump para mitigar la crisis provocada por el coronavirus. Como ya es de conocimiento público, la crisis del COVID-19 no sólo provocó la muerte de miles de personas, sino que afectó profundamente las economías del mundo, aumentando la tasa de desempleo, la quiebra de miles de negocios, el endeudamiento por gastos hospitalarios, inversión en salud, entre otras consecuencias de índole económica.


La economía estadounidense no fue la excepción. Es por eso que se recurrió a esta producción masiva de dólares, la cual se empleó en distintos sectores, entre ellos, el envío de cheques a trabajadores atravesando crisis económica y los créditos a empresas y, por otro lado, los esfuerzos para mantener la liquidez en el sistema bancario, es decir, que los bancos pudieran seguir prestando dinero a los ciudadanos.


Pero, ¿esa creación masiva de dólares tuvo algún efecto en la economía?


Algo que debemos considerar es que el dólar es la divisa con mayor circulación en el mundo, entonces, una sobreproducción como la llevada a cabo en 2020, definitivamente impacta la economía no solo del país emisor, sino también en otras naciones.


Aquí les mencionamos algunas de las consecuencias:


· Inflación: Esta es quizás una de las principales consecuencias para la economía estadounidense. El hecho de que haya más dinero circulando en el mercado, ocasiona que los precios se disparen.


· Devaluación del dólar frente a otras divisas: Esta consecuencia es clave para muchos países alrededor del mundo, ya que el dólar perderá valor con respecto a otras monedas. Al suceder esto, se estimularán las importaciones y el pago de la deuda en dólares de países latinoamericanos puede ser renegociado con menor tasas de interés producto de su menor valor internacional.


· El beneficio dependerá del tipo de economía: No todos los países serán beneficiados de igual manera por la caída del dólar. A Latinoamérica en particular, suele convenirle que el dólar se deprecie, sin embargo, hay países donde esta caída puede pasar desapercibida porque tienen otros problemas y/o situaciones actuales que afrontar, mientras que a otros les favorece. Según algunos economistas, los países de la región que han resultado ganadores con la caída global del dólar, son Panamá, Ecuador o El Salvador, quienes pueden ver aliviada la financiación de sus economías, al ser estas, dolarizadas.


En el caso de México, podría ser uno de los países más beneficiados ya que es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos y el 70% de sus exportaciones se dirigen a la industria manufacturera americana.


Por otro lado, Argentina, es quizás uno de los países más beneficiados cada vez que el dólar se deprecia. Esto porque gran parte de su deuda pública está emitida en esa moneda y no en pesos.

Con respecto al país del sur, Chile, la depreciación del dólar lo beneficia porque los precios de las materias primas aumentan, como es el caso del cobre, donde son los principales exportadores de la región. En 2020, este metal alcanzó su precio más alto en los últimos dos años y medio.


Puedes leer un poco más sobre la relación entre el dólar y el precio de las materias primas aquí


En el caso de Venezuela y el petróleo, podría suceder lo mismo, es decir, se benefician ya que la debilidad del dólar ocasiona que el precio de este commodity suba. Sin embargo, la economía de este país está enfrentando tantos problemas que un aumento en los precios no tendría un mayor efecto aparente.


Finalmente, en el caso del Perú, por el contrario, el dólar ha tenido una apreciación de 2.43% en lo que va del 2021 y esto debido a la incertidumbre de los resultados de las próximas elecciones presidenciales, y evidentemente también, por el panorama internacional.


Redacción MidPoint

Entradas Destacadas