top of page
Banner CS 160x600 2.png

Elon Musk y su deseo de convertir X en una super app



Redacción MidPoint | 07 de agosto 2023



Desde que Elon Musk compró Twitter, ahora conocida como “X”, el destino de la aplicación cambió radicalmente. Desde limitar la cantidad de tweets los usuarios que podían ver hasta cambiar el nombre y el logo, Musk tiene grandes planes para la aplicación, tomando como inspiración algunos países asiáticos y sus “súper apps”.


Pero, ¿por qué una aplicación integral?


Tener una aplicación que “haga de todo” significa que no solo facilita las comunicaciones, sino que también soporta diferentes formatos además de texto, como foto, video, voz, y además también puede funcionar como medio de pago. Este estilo se alinea con varias aplicaciones asiáticas que han logrado convertirse en “súper app”.


El más claro ejemplo de esto es Wechat en China. Las personas pueden utilizar esta aplicación no solo para redes sociales sino también para leer noticias, ordenar comida o realizar pagos. Corea del Sur también tiene una “súper app” y se trata de KakaoTalk. De igual manera, la gente puede usarla tanto para para comunicarse como para pedir taxis. Por último, otro ejemplo es Line en Japón, donde la gente puede mandar mensajes pero también comprar ropa.


En el mundo occidental, ya lo han intentado varios, pero ninguna iniciativa ha tenido éxito. Por ejemplo, Mark Zuckerberg fue uno de los que anunció que su intención de convertir a WhatsApp en una aplicación de este estilo. Dara Khosrowshahi, como director ejecutivo de Uber, también lo intentó.


Ahora, Elon Musk ha anunciado su intención de querer hacer lo mismo con X, anteriormente conocida como Twitter. Y lo más probable es que enfrente los mismos desafíos que sus predecesores.


Dificultades para implementar una “súper app” en Estados Unidos


Los esfuerzos anteriores por convertir a conocidas aplicaciones en “súper apps” se han visto frustrados principalmente por las barreras entre las áreas que se intentan abarcar. Por un lado se encuentra el sistema financiero, por otro, las regulaciones y hasta las barreras culturales. Esta última categoría, por ejemplo, se refiere a la diferencia entre consumidores asiáticos y estadounidenses.


De acuerdo con los expertos, los estadounidenses rechazan la idea de ser demasiado dependientes de una sola aplicación o empresa. Por lo tanto, prefieren usar una aplicación con un solo objetivo, aunque eso implique usar muchas a la vez.


Los planes de Elon Musk


La idea de Musk no es nueva. De hecho, desde antes de concretar la adquisición de Twitter, ya había anunciado que este sería el primer paso para crear X, “la aplicación que haga de todo”, o como lo dijo en su tweet: “the everything app”.


Desde que se realizó el cambio de nombre de Twitter a X, Elon Musk también anunció que en los próximos meses se agregarían servicios financieros a la aplicación. Utilizando eso como principal argumento para “despedirse del pájaro”.


Sin embargo, estos planes hasta el momento no han encontrado mucho apoyo por parte de los usuarios. Desde el escándalo del límite de tweets que se podían ver por día y la implementación de una susbcripción de paga, la popularidad de la aplicación ha caído en picada.


¿Logrará convertir a X en la “aplicación para todo”? Solo el tiempo lo dirá.

También te puede interesar:






Redacción MidPoint

Entradas Destacadas
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
Banner CS 160x600.png
bottom of page