Banner CS 160x600 2.png

Conoce las denominaciones del dólar americano y los billetes con más ceros de la historia


En la historia de los dólares americanos mucho se ha escrito. Si bien se trata de la moneda de reserva más importante a nivel mundial y la más usada, eso no significa que su estructura y denominaciones hayan sido las mismas a lo largo de los años. Y es que, conforme evolucionó la sociedad, el dólar estadounidense también lo hizo.


A lo largo de la historia surgieron dólares especiales, con cantidades incluso astronómicas, pero que no lograron mantenerse en el tiempo. En las últimas décadas, aunque el aspecto de los billetes ha podido modificarse en algún punto, las denominaciones han sido las mismas: billete de uno, dos, cinco, diez, veinte, cincuenta y cien dólares.


¿Cada cuánto se rediseñan los billetes?


El Gobierno de Estados Unidos tiene una política al respecto. El rediseño de los billetes no responde a factores estéticos, al menos no únicamente, sino que se enfoca en la usabilidad y la autenticidad. Es decir, cada vez que un billete se rediseña, el objetivo es que sea, a la vez, más fácil de usar y también más difícil de falsificar. Con esta meta en mente, los billetes son rediseñados periódicamente.


¿Cómo han cambiado en el tiempo los dólares estadounidenses?


Algunos de los cambios que han sufrido los billetes estadounidenses a lo largo de la historia tienen que ver con normas establecidas por las instituciones. Por ejemplo, en 1889 se decretó que todos los rostros retratados en los billetes deberían aparecer con el nombre correspondiente. De esa manera, hasta hoy es posible leer el nombre del personaje debajo de su retrato.


Por otro lado, a partir de 1929 todos los billetes sufrieron ciertos cambios, siendo el tamaño una de las modificaciones más importantes. A partir de ese año fueron fabricados un 30% más pequeños que las versiones anteriores.


Adicionalmente, en un inicio los billetes fueron llamados “Billetes de los Estados Unidos”, pero esto cambió a raíz de una ley en 1913, dando origen a los “Billetes de la Reserva Federal”. Posteriormente, en 1971, los “billetes de Estados Unidos” fueron descontinuados, quedando solamente los de la Reserva Federal, nombre que llevan los actuales billetes.


¿Dólares con más ceros?


Tal como se mencionó líneas arriba, que estas sean las denominaciones actuales no significa que nunca en la historia hayan existido otras. Solo en Estados Unidos, se imprimieron otros cinco billetes, algunos con valores increíblemente altos.


En primer lugar, está el billete de 500 dólares que, aunque no responde a un valor muy alto, fue sacado de circulación. También se creó el billete de mil dólares, seguido por uno de cinco mil, diez mil y hasta cien mil dólares. Aunque parezca imposible, algunos de estos billetes fueron emitidos hace menos de cien años. Por ejemplo, el de mil dólares fue emitido en 1928. Sin embargo, actualmente ninguno de estos está en circulación, aunque sí es posible encontrarlos en las colecciones de algunos aficionados.


Pero si se trata de los billetes con más ceros, esos no son los únicos casos que se pueden mencionar. Entre algunos ejemplos bastante llamativos está el caso de Hungría, con el billete de cien trillones de pengos (100.000.000.000.000.000.000), emitido en 1945.


A este le sigue Zimbabue, con un billete de cien billones de dólares zimbabuenses (100.000.000.000.000), emitido en 2009. Finalmente, el tercer lugar es para Alemania, que en 1923 emitió un billete por 100 billones de francos (100.000.000.000.000).


Te puede interesar también:


¿Pueden los bancos crear más dinero?




Redacción MidPoint

Entradas Destacadas
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
Banner CS 160x600.png