Banner CS 160x600 2.png

¿Se puede cambiar la divisa de un préstamo?



Dentro del mundo de los créditos hay términos, cláusulas y demás palabras que son importantes conocer para tomar buenas decisiones y también hacer valer nuestros derechos como consumidores.


Si necesitas solicitar algún financiamiento, por supuesto debes conocer acerca de las tasas de interés, el plazo del crédito, el costo del seguro desgravamen, la TEA (Tasa Efectiva Anual), la TCEA (Tasa de Costo Efectiva Anual), entre otros.


Adicionalmente, también es importante que conozcas cuáles son las posibles soluciones a situaciones que se podrían presentar al solicitar un crédito. Dentro de ese tema, una de las preguntas que más suele surgir es si es posible cambiar la divisa en la que se encuentra un préstamo.


Imagina que sacaste un préstamo personal a dos años (24 meses) en dólares, porque tu sueldo era pagado en la divisa americana; sin embargo, luego de diez meses de pagar el crédito, cuando aún te restan 14 meses más de pago, decidiste cambiar de trabajo y ahora recibes tu sueldo en soles.

¿Deberías quedarte con el préstamo en la misma divisa?


Ahora, quizás no cambiaste de trabajo, pero ante la coyuntura ves que el tipo de cambio se encuentra al alza y que hay mucha volatilidad, lo que termina desestabilizando tus finanzas y presupuesto, por lo que llegas a la conclusión que un cambiar la moneda de tu préstamo es lo más conveniente en este momento.


Definitivamente, esto es algo muy común cuando se solicita un préstamo, y afortunadamente, no es algo complicado de solicitar al banco. A continuación, algunos puntos que debes tener en cuenta si deseas hacer esta solicitud:


1. Las entidades financieras están muy dispuestas a realizar el cambio de divisa de un crédito, por lo que, antes que atrasarte o dejar de pagar, considera esta opción.


2. El proceso del cambio y las condiciones dependerán del tipo de crédito que solicites. Por ejemplo, en el caso de créditos hipotecarios, algunos bancos especifican un plazo límite, como tener cierta cantidad de años como mínimo por pagar.


3. Las entidades deben hacer un reajuste de la deuda, y utilizan el tipo de cambio determinado por el banco, por lo que al final, siempre debes revisar qué es lo que te están ofreciendo.


4. No es un proceso automático. Recuerda que el banco debe evaluar la situación, entonces, es posible que tengas que esperar algunos días hábiles. Lo mejor es que tengas listo el dinero para el pago de la próxima cuota y no te arriesgues a atrasarte. Una vez confirmado el cambio, ya puedes planificar tus finanzas en la moneda elegida.


5. Es posible que se nieguen a hacer el cambio. En ese caso, puedes solicitar una compra de deuda y mover tu préstamo a otra entidad, pero esta vez, en la moneda que tú quieras.


Una vez más aquí queda demostrada la importancia de tener un buen historial crediticio. Si eres una persona que paga puntualmente sus deudas y no está sobreendeudado, serás considerado como un buen cliente, lo que hará que los bancos no quieran perderte –o que otros quieran convertirte en su cliente- y, por lo tanto, te puedan ofrecer mejores opciones para tus créditos.


Entonces, ante la pregunta: ¿es posible cambiar la divisa de un préstamo? La respuesta es sí. Y lo primero que debes hacer es comunicarte con tu entidad financiera para conocer las condiciones que debes cumplir para hacer esta solicitud.


Redacción MidPoint

Entradas Destacadas