Banner CS 160x600 2.png

Compra ahora y paga después: ¿Una nueva tendencia de compras en Latam?


“Buy Now Pay Later” es el nombre en inglés con el que se inició esta tendencia que está atrayendo a tantos consumidores por ofrecer una nueva forma de financiamiento. Se hizo conocida en Estados Unidos y Europa, y recientemente ha comenzado a ganar adeptos en Latinoamérica, bajo su nombre en español: Compra ahora y paga después.


Pero, ¿en qué consiste?


A través de este método, las personas pueden realizar compras y pagarlas después, en una o más cuotas, sin necesidad de contar con una tarjeta de crédito o un préstamo de largo plazo. Se trata de un financiamiento a corto plazo y que es aprobado al momento de la compra, y sirve enteramente para eso. Aunque se aplica tanto a compras físicas como por internet, las compras online son las que ofrecen más posibilidades.


La idea es que las personas realicen la compra y obtengan un financiamiento de corto tiempo, es decir, se llevan a casa lo comprado, y lo pagan en dos semanas, un mes, según el plazo coordinado con la entidad. Normalmente, con cero intereses.


Entonces, las compañías que ofrecen este servicio se han aliado con muchos retailers (tiendas por departamento, electrónicos, ropa, entre otros) para ofrecer a los clientes la posibilidad de realizar compras en todas las tiendas que conforman su catálogo y acceder al Buy Now Pay Later (BNPL).


¿Por qué atrae a los consumidores?


Quizás una de las características que más llama la atención a los clientes es que no necesitas un contrato que te vincule a la institución por demasiado tiempo; es decir, no funciona como una tarjeta de crédito, que te da el financiamiento y después de pagar tu compra, aún la tienes. Esto es un financiamiento a corto plazo y con un propósito exclusivo, pagar por esa mesa, jeans o zapatos que decidiste comprar.


Por supuesto, cada compañía tiene sus propios términos. Algunos, por ejemplo, te ofrecen el financiamiento en el mismo punto de compra, al momento del check out. Es decir, te acercas a la caja a pagar, y al preguntarte por la forma de pago, eliges “Compra ahora, paga después”. Tomará unos segundos que te digan si es que es aprobado, y en la mayoría de casos debes hacer un pago adelantado, digamos el 25% de la compra.


Entonces, si ibas a llevar unos jeans y una chaqueta, por un total de 300 soles, y optas por el BNPL, deberás pagar 75 soles en ese momento, y financias los 225 soles para dentro de dos semanas, en una sola cuota, en dos, o en las que te permita la entidad con la que estás haciendo el trato.


Otra de las diferencias es que, al financiar con una tarjeta de crédito, al momento de hacer el pago, puedes elegir entre pagar el total de la cuota o el monto mínimo, mientras que aquí, las cuotas están fijas. Se trata entonces de una especie de préstamo inmediato que sirve para financiar compras en determinadas tiendas. Recuerda que no te darán el efectivo, ya que es enteramente para compras.


¿Tiene límites?


Este método de financiamiento está pensado para compras pequeñas en las tiendas, por eso es que su solicitud y aprobación son tan rápidas y simples. Si quieres comprarte un televisor último modelo o un refrigerador de alta tecnología, probablemente no podrás usar este método de pago.


Además, es importante tener en cuenta que cada compañía tiene sus propias condiciones. Así, mientas que algunas aceptan pagos cada dos semanas, otras buscan pagos mensuales. Entonces, hacer una buena elección siempre dependerá del perfil del cliente y de lo que busque.


¿Dónde está presente?


Actualmente, en Latinoamérica, México, Colombia y Argentina, son algunos de los países que ya cuentan con fintech dedicadas a este tipo de financiamiento.


Definitivamente, esta tendencia está en crecimiento y la forma de brindar el servicio también está evolucionando, haciendo que las fintech se reten a sí mismas y encuentren más beneficios que brindar a sus usuarios.


Redacción MidPoint

Entradas Destacadas