Banner CS 160x600 2.png

¿Con cuánto va cancelar? Con un billete de diez mil dólares, por favor.


¿Te imaginas ir a comprar un carro y pagarlo con un billete de diez mil dólares? ¿O elegir tu casa soñada y comprarla usando solo 30 billetes de esa denominación? Aunque no lo creas, hace algunos años eso pudo suceder. ¡Esos billetes eran reales!


Hoy en día se habla mucho del dinero electrónico, del uso de las tarjetas para evitar manejar monedas y billetes, e incluso de los bitcoins, la divisa virtual. Pero hace algunos años, el dinero físico era de suma importancia, tanto que incluso se crearon billetes con denominaciones altísimas.

Como sabemos, el dólar americano en la actualidad solo cuenta con billetes de seis denominaciones: 1, 5, 10, 20, 50 y 100 dólares. Pero eso no fue siempre así. Nos referimos a un suceso muy especial y que sin duda ocupa un lugar en la historia de la moneda norteamericana.


La mayor denominación que el dólar estadounidense ha tenido en toda la historia fue con el billete de 100 mil dólares. Y además de este, también hubo billetes con los siguientes valores: 10 mil, 5 mil, mil y 500 dólares. ¿Te imaginas que tu sueldo sea pagado solo con un par de billetes de este valor?


Pero, ¿por qué se crearon estas divisas con valores tan altos?


En 1929 se produjo una caída estrepitosa de la Bolsa de Nueva York, más conocida como la Gran Depresión. Durante esos años, había mucha gente acumulando oro, y en 1933, el presidente Franklin Roosevelt emitió una ley que prohibía la acumulación privada de oro, ya sea en bruto o en certificados. Esto ocasionó que los bancos tuvieran que crear estas nuevas denominaciones para convertir el oro en billetes y poder “comprar” el oro a las personas.


Billete de cien mil dólares


La mayoría de estos billetes se crearon entre 1928 y 1934, pero cada caso fue diferente. Particularmente, el billete de cien mil dólares lleva el rostro de Woodrow Wilson y no fue creado para circular libremente, sino para ser usado exclusivamente en transacciones internas entre los bancos. Se emitieron aproximadamente 42 mil de este.


Billete de diez mil dólares


El billete de diez mil dólares, por otro lado, sí era de libre uso, y lo que destaca acerca de él es que no lleva el rostro de algún presidente de Estados Unidos o de los Padres Fundadores, sino que tiene impreso la cara de un secretario del Tesoro, Salmon P. Chase.


Billete de cinco mil dólares


Por otro lado, el billete de cinco mil dólares es el tercero de mayor valor y fue impreso con la imagen de James Madison, el cuarto presidente de Estados Unidos y quien también fue el fundador del Partido Republicano.


Billetes de 500 y mil dólares


En cantidades, de los billetes de 500 y mil dólares se imprimieron aproximadamente 39 mil unidades de cada uno. En cuanto a los protagonistas de los billetes, el de 500 dólares lleva impreso el rostro de William McKinley, el presidente número 25 de Estados Unidos; mientras que el de mil dólares tiene como protagonista a Stephen Grover Cleveland, el presidente número 22 del país americano.


¿Por qué los dejaron de imprimir?


La vida de estos billetes no fue muy larga. Estos dejaron de imprimirse en 1945 y fueron retirados (o destruidos) en 1969. Una de las razones que se argumentó para hacerlo fue la falta de uso, pero también se tuvo en mente que sería muy fácil utilizar estos billetes en diferentes acciones criminales. Esto porque, al tener denominaciones tan altas, era fácil transportar una gran cantidad de dinero sin ocupar mucho espacio ni levantar sospecha.


¿Y si tienes uno?

En primer lugar, no es ilegal tener uno de estos billetes. En realidad, si tienes en tu poder alguno de estos, puedes gastarlos. Pero lo que la mayoría suele hacer es ir a un coleccionista ya que, al ser billetes especiales y no muy comunes, suelen pagar mucho más de su valor.


Redacción MidPoint

Entradas Destacadas