top of page
Banner CS 160x600 2.png

Los efectos de la deflación de China en el resto del mundo



Redacción MidPoint | 13 de setiembre 2023



Si los precios bajan en China, ¿otros países podrían verse afectados? La respuesta es sí.


Los precios en China bajaron por primera vez en dos años. Esto seguido a números débiles de importaciones y exportaciones y dudas sobre qué tan bien está avanzando la recuperación de China después de la pandemia.


Mientras que en el resto del mundo los precios aumentaban debido a un incremento en la demanda y una oferta limitada, en China la situación fue diferente. Los precios no se dispararon aún cuando las restricciones terminaron, demostrando que la demanda de bienes es escasa.


Como era de esperarse, esta situación ha generado una gran presión en el gobierno para que reactive la demanda. Pero, ¿por qué es tan malo que los precios bajen? ¿Qué consecuencias trae para el resto de países que esto suceda en China? A continuación algunos puntos a tener en cuenta.


El aumento del desempleo

La última vez que los precios bajaron en China fue en febrero de 2021. Este año, los precios han estado estancados e incluso al borde de la deflación. Lo que debemos considerar que cuando los precios bajan constantemente, la gente tiende a gastar menos dinero porque piensan que podrán comprar cosas más baratas más adelante.


Esto puede afectar negativamente a las empresas, ya que las ganancias se verán golpeadas y, en con secuencia, se verán obligadas a una reducción de personal, lo que aumentará el desempleo.


Exportaciones y el mercado global

China es la segunda economía más grande del mundo, con un nivel de exportaciones bastante grande. En este sentido, al bajar los precios en el gigante asiático, también lo harán los precios de los productos que se exportan, lo que puede dificultar que otros países vendan sus propios productos en el mercado global.


Por otro lado, una demanda baja también golpea los productos que son importados, ya que si la gente no quiere comprarlos, los comerciantes chinos importarán menos, afectando la economía de otros países.


Una deuda difícil de pagar

Otro efecto de la deflación en China es que puede hacer que la deuda sea más difícil de pagar. Cuando los precios bajan, los ingresos de las empresas disminuyen y es más complicado pagar las deudas que tienen. Esto podría llevar a problemas financieros tanto en China como en otros países que tienen inversiones en la economía china.


Por otro lado, la deflación en China podría hacer que su moneda sea más fuerte en comparación con otras monedas, lo que dificultaría que otros países exporten sus productos a China. Esto podría crear tensiones comerciales entre China y otros países, lo que no sería bueno para la economía global.


En resumen, pese a que el gobierno chino ha buscado propagar la idea de que todo está bien, señales de lo contrario empiezan a reducir y hasta el momento no se ha producido ninguna iniciativa significativa que fomente el crecimiento económico. Si la deflación en China continúa, las economías del mundo se podrían ver afectadas por menores gastos de consumo, problemas de deuda y tensiones comerciales.


También te puede interesar:






Redacción MidPoint

Comments


Entradas Destacadas
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
Banner CS 160x600.png
bottom of page