Banner CS 160x600 2.png

Conoce los billetes más buscados del mundo


¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por un billete raro? Como bien se sabe, hay muchos coleccionistas alrededor del mundo que dedican sus vidas a agrandar sus colecciones de monedas y billetes, y están dispuestos a pagar sumas astronómicas con tal de conseguir un nuevo ítem.


Pero, ¿cuáles son esos billetes raros y cuánto podrían costar? Definitivamente, los casos pueden variar según la aparición de nuevos especímenes, pero hay algunos que, a pesar del paso de los años, se han mantenido como los favoritos. De acuerdo con los coleccionistas, son los siguientes:


Billetes con errores


Están alrededor de todo el mundo y son muy demandados. Los errores en estos billetes son errores de impresión, que puede significar, por ejemplo, que la tinta se corrió en una de las partes o que hubo una falla de impresión en el número de la serie. Otro ejemplo de posibles errores en los billetes tiene que ver con manchas en los rostros de los personajes o dibujos borrosos debido a una rápida impresión. En cualquiera de los casos, estos billetes se venden por valores muchos más altos que su precio original.


Billetes de doble denominación


Dentro de los billetes con errores, este es un caso muy puntual. Se trata de billetes que tienen doble valor, es decir, una denominación impresa por delante y una distinta impresa en la cara posterior. Son codiciados alrededor de todo el mundo, y son vendidos por sumas bastante altas. De acuerdo con los coleccionistas, estos billetes pueden llegar a tener un precio de 35 mil dólares.


Monedas eliminadas


Otro grupo que también es muy codiciado se refiere a las divisas que fueron eliminadas o reemplazadas. Un claro ejemplo es el de todas las divisas que fueron reemplazadas por el euro en 2002. Por supuesto, el hecho de que ya no se produzcan aumenta


Billetes y curiosidades


Sin embargo, los coleccionistas ya no solo buscan errores, sino que también se apasionan por encontrar aquellos billetes con algunas particularidades. Un claro ejemplo es cuando la numeración es capicúa, es decir, que el número se puede leer de la misma manera de atrás para adelante.


¿Algunos ejemplos?

Si se tiene que mencionar algunos de los billetes raros más codiciados, esta sería una pequeña lista:


1. Cabeza del diablo: En 1954 se imprimió esta serie y aunque solo se produjo durante un año y medio, ha causado revuelo y es una de las más codiciadas. Básicamente, los coleccionistas están detrás de ella por la supuesta “sonrisa del diablo” que aparece en el pelo de la reina Isabel II.


2. Billetes emitidos por India en 1959: El gobierno los imprimió para ser usados exclusivamente en los países del Golfo Pérsico por peregrinos de La Meca.


3. Billetes cancelados: Fueron emitidos por el Banco de la Reserva de India y tenían un retrato del rey Jorge VI en la parte frontal. Sin embargo, fueron impresos tras la partición de India, siendo cancelados por ahora pertenecer a Pakistán.


4. Sobreimpresiones en otro idioma: El billete de una libra esterlina, situado en la Primera Guerra Mundial y con sobreimpresión en árabe, que fue usado por fuerzas británicas en Turquía.


Por supuesto, estos billetes pueden ser encontrados en sitios especializados en subastas, pero también los hay en plataformas más cotidianas como MercadoLibre. Básicamente, se tratará de qué tan raro sea el billete para determinar dónde se puede encontrar. Adicionalmente, se recomienda que todos los interesados en adquirir este tipo de billetes tengan en cuenta que, si ítem está dañado en alguna manera (rasgado, roto, borrosos), el valor se pierde totalmente.


Estas fintech han encontrado la fórmula para ofrecer más, a cambio de menos. El sistema financiero tradicional ha servido para mucho, pero también ha presentado muchos retos, como papeleo innecesario, procesos demasiado largos y tiempos muertos. Y eso es justamente lo que los neobancos buscan eliminar al brindar un servicio que priorice lo digital.


En Europa son altamente populares y es posible encontrar una gran variedad de este tipo de fintech; en Latinoamérica, por otro lado, han empezado a surgir y, hoy por hoy, ya es posible distinguir algunos de estos desarrollando operaciones en varios países de la región.


Los bancos digitales, al igual que los bancos tradicionales, están regulados, esto para ofrecer seguridad a sus clientes y proteger el dinero que hayan colocado en sus cuentas.


Neobancos y sus servicios


Los neobancos ofrecen a sus usuarios diferentes servicios, que van desde cuentas de ahorro, tarjetas de crédito hasta, incluso, préstamos personales, los cuales ofrecen gracias a sociedades con otros bancos.


Muchos permiten abrir cuentas de ahorros y obtener tarjetas de débito físicas en cuestión de minutos, y ofrecen beneficios como cash-back, puntos y demás, para hacer la oferta aún más atractiva.


Por otro lado, entre una de las características que los hace atractivos para los usuarios se encuentran las comisiones bajas que suelen cobrar por los diferentes productos o servicios. Eso es posible gracias a que, al no tener una oficina o sucursal física, pueden ahorrar costos que terminan beneficiando al consumidor. Suelen ofrecer cuentas o tarjetas con cero mantenimiento, además de tasas muy convenientes para intercambio de divisas.


Continuando con los beneficios, también ofrecen procesos más fáciles y rápidos. A diferencia de los bancos tradicionales, con los neobancos no tienes que presentar diferentes papeleos o realizar trámites en persona.


Para los consumidores, sobre todo los millennials, la posibilidad de acceder a diferentes productos financieros sin moverse de su cama o sofá, con menos requerimientos y con bajas comisiones, es lo que ha marcado la diferencia.


¿Cómo saber si este tipo de bancos te convienen?


En primer lugar, debemos tener claro que el público objetivo de los neobancos son aquellas personas que están familiarizadas con la tecnología y que no tienen ningún inconveniente en manejar sus finanzas enteramente por internet.


Un claro ejemplo de quienes han aprovechado al máximo las ventajas de estos bancos está en los nómades digitales, es decir, quienes suelen trabajar en diferentes países y mudarse cada cierto tiempo. Estos bancos suelen ofrecer tasas muy convenientes para intercambio de divisas, por lo que, para este grupo, representan una opción mucho más atractiva que los bancos tradicionales.

Si no eres de los que se lleva tan bien con la tecnología y de vez en cuando te gusta optar por una visita al local o por canales más tradicionales de atención, quizás los neobancos no sean la mejor alternativa.


Sin embargo, siempre conviene conocer un poco más acerca de los nuevos modelos de negocio que trae el mercado, ya que podrías terminar descubriendo una alternativa más conveniente.



Redacción MidPoint

Entradas Destacadas
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
Banner CS 160x600.png