Tipo de cambio: ¿por qué varía el precio del dólar en el Perú?

4 Jul 2019

 

Como todos los precios en mercados libres, el tipo de cambio fluctúa principalmente de acuerdo a la oferta y la demanda. Aunque pueda sonar simple, el precio del dólar es una de las variables de la economía más difíciles de predecir, pues puede cambiar de tendencia rápidamente tras un anuncio del presidente de los Estados Unidos o un dato que cambia la percepción sobre la futura fortaleza de nuestra economía.

 

Dólar vs. Sol

 

En el Perú, el tipo de cambio es el precio del dólar expresado en soles y fluctúa dependiendo de qué sucede con la oferta y la demanda del billete verde. Si, por ejemplo, el nerviosismo en el mercado empuja a los inversionistas a buscar un activo refugio, el dólar ganará valor frente al sol y el tipo de cambio subirá.

 

Por el contrario, si empiezan a llegar capitales golondrinos en dólares atraídos por altas tasas de interés en nuestro país, la oferta de esta moneda superará a la demanda y el tipo de cambio bajará. 

 

¿Pero qué fuerzas que determinan la oferta y la demanda? En líneas generales, intervienen factores internos como la tasa de interés de referencia fijada por el Banco Central de Reserva del Perú (BCR), la inflación y la diferencia entre las  exportaciones y sus importaciones.

 

También juegan  factores externos, como las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos y hasta factores que podríamos llamar emocionales, como las mareas que generan eventuales temores por una posible guerra comercial. 

 

El BCR vende y compra dólares para evitar fluctuaciones muy violentas en el tipo de cambio. (Fuente: ANDINA)

 

Factores internos

 

En nuestro país, el sistema cambiario es de flotación administrada o sucia. Esto quiere decir que el Banco Central de Reserva puede intervenir en el mercado comprando dólares para sus reservas o vendiendo estos dólares con el objetivo de evitar que hayan movimientos bruscos del tipo de cambio.

 

Estas intervenciones nunca deberían buscan cambiar la tendencia que determina la oferta y la demanda, sino "suavizar" cualquier variación demasiado violenta. 

 

Entre los factores internos que empujan la demanda por dólares, están las importaciones y la compra por parte de inversionistas locales y extranjeros que siempre buscan adelantarse a posibles alzas futuras en su cotización.

 

Por el lado de la oferta, intervienen principalmente las empresas exportadoras, las remesas, el ingreso de capital extranjero y la toma de deuda en dólares por parte del gobierno o entidades financieras. 

 

Factores externos

 

Como los dólares pueden entrar y salir libremente de nuestra economía, la fortaleza del billete verde también depende en buena cuenta de qué sucede en la economía internacional.

 

Por ejemplo, un alza del precio del cobre eleva las exportaciones peruanas y puede llevar a una caída del tipo de cambio, mientras que una desaceleración de China, el principal demandante de nuestros productos, puede generar un alza del dólar. 

 

El precio del cobre, nuestra principal exportación, determina cuántos dólares ingresan a nuestra economía. (Fuente: ANDINA)

 

 

Finalmente, el encargado de producir dólares es la Reserva Federal (FED) de los  Estados Unidos, por lo que cualquier cambio en su política monetaria afecta su precio.

 

Por ejemplo, el alza de tasas de interés que la FED inició a fines del 2015 y las reducciones en sus compras de bonos en 2017 -retirando las medidas de impulso a la economía post crisis financiera del 2008- redujeron la oferta de dólares en el mundo y generaron una tendencia de apreciación del dólar frente a la mayoría de monedas del mundo.  

 

Refugio en la tormenta

 

Sin embargo, más allá de razones estructurales, el tipo de cambio se mueve también por cambios en las expectativas o nerviosismo frente al futuro. Cuando el horizonte de los mercados se siente incierto, los inversionistas suelen refugiarse en el dólar y el oro, por lo que en tiempos de volatilidad estos activos siempre se aprecian. 

 

Si esto se da porque son activos más resistentes a las crisis globales o simplemente porque todos los inversionistas apuestan por ellos, es un poco como preguntarse si primero fue el huevo o la gallina. 

 

Mayo y junio son meses que permiten graficar esto de manera muy clara. Cada noticia sobre el anuncio de la imposición de nuevos aranceles a China por parte de Estados Unidos generaba más incertidumbre y hacía que el dólar se dispare. El nivel máximo de todo el 2019 se alcanzó el día que Donald Trump amenazó con aplicar mayores impuestos a las importaciones desde México, una economía absolutamente dependiente de la demanda de bienes en Estados Unidos. 

En cambio, junio fue un mes en el que las mareas de una eventual guerra comercial amainaron y el mercado fue guiado por las noticias de que la creación de empleos en Estados Unidos estaban yendo a un menor ritmo del esperado y un aumento de su déficit comercial, por lo que el dólar se debilitó frente a la mayoría de monedas del mundo, incluyendo el sol peruano. 

 

¿Cómo sobrevivir a la marea del tipo de cambio si nuestra empresa está expuesta porque recibe ingresos en dólares y tiene pagos en soles o viceversa? Es bueno mantenerse siempre informado sobre lo que está sucediendo en la economía peruana y global, pero también asegurarnos de que podamos acceder al mejor tipo de cambio de compra y venta en cualquier escenario, como el que siempre te asegura una plataforma colaborativa de cambio de monedas como Midpoint FX

Compartir en Facebook
Tuitear Esto
Please reload

Entradas Destacadas

Nos imaginamos a un cambista sin dinero

1/4
Please reload

Entradas Recientes

March 10, 2017

Please reload

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon